Los plazos de una demanda judicial por impago

Los plazos de una demanda judicial por impago

Establecer una demanda judicial por impago es un proceso cada vez más habitual, pero cuando lo llevamos a cabo, debemos tener en cuenta diversos factores que van a condicionar el proceso. Uno de los más importantes es el tiempo que invertiremos para que el procedimiento se complete en los juzgados.

El tiempo de la demanda por impago

Llegar a la vía judicial para reclamar a un deudor nuestro dinero es la única opción en muchos casos. Aunque no estamos ante uno de los procedimientos legales más lentos, requiere de unos plazos que necesitamos tener claros para saber a qué nos enfrentamos.

De hecho, desde el instante en que se presenta la demanda hasta que se llega a su resolución, pasa una media de siete meses. Es fundamental dejar claro que es el tiempo asociado a la resolución de todo el procedimiento. Pero también, merece la pena dejar claros todos los plazos que hay que cubrir.

Los plazos del proceso judicial por impago

El tiempo es un factor esencial para que una persona jurídica o física se decida a iniciar este tipo de procedimiento. Es la única manera de que sepamos si podremos afrontarlo, ya que muchas veces un impago implica una falta de liquidez importante que condicione nuestra situación.

Si optamos por incoar un procedimiento monitorio, debemos tener en cuenta que pueden pasar semanas antes de que la demanda sea recibida. Esto ocurre porque tendrá que pasar por las siguientes fases:

  • Admisión a trámite.

  • Notificación de la demanda al afectado.

  • El demandado tiene un plazo para contestar al procedimiento.

  • Resolución con archivo si el deudor no expresa su oposición.

  • Trámites de ejecución si el condenado no cumple con la sentencia de manera voluntaria.

Hay que tener en cuenta que los procedimientos que afectan al deudor son los que pueden atrasar más el desarrollo de todo el procedimiento judicial. En cambio, la presentación de la documentación es sencilla y breve, más todavía si contamos con el asesoramiento de un abogado experto.

A partir de este momento, se iniciará el proceso de notificación al deudor, que dispondrá de hasta 20 días para responder de alguna manera, ya sea con el pago o con otro procedimiento legal.

Requisitos para la demanda

Antes de incoar un procedimiento de este tipo, también debes saber cuáles son los principales requisitos que hay que cumplir para que tenga éxito. Te mencionamos algunas de esas condiciones:

  • La deuda tiene que ser de dinero y no de cumplimiento de una obligación. Tampoco se pueden reclamar daños y perjuicios por un producto o servicio determinado. Eso sí, no hay un importe económico mínimo ni máximo para ello.

  • Además, la deuda debe ser por una cantidad determinada, que debe expresarse de manera comprensible.

  • Asimismo, la deuda debe haber vencido su plazo y no tiene que depender del cumplimiento de ninguna condición o contraprestación.

  • De igual modo, en todos los casos debe estar correctamente demostrada con todos los documentos que sean necesarios. Además, se ha de acreditar con las facturas, albaranes y otros documentos que marca el artículo 812 de la Ley de Enjuiciamiento Civil

Es muy importante tener claros estos puntos básicos antes de decidirte a pasar a la acción por vía judicial a causa de un impago. Si tienes toda la información y cuentas con un experto que te guíe en todo el proceso, sabrás si es la mejor vía para recuperar tu dinero.

Ahora que ya sabes el tiempo que tarda en resolverse una demanda por impago por vía judicial, es el momento de que te pongas en las manos de los mejores profesionales de la abogacía. En nuestro despacho de abogados Manuel Tenorio formamos un grupo de profesionales de diversas materias dispuestos a ayudarte a resolver cualquier situación. ¡Contáctanos!

Sin comentarios

Añadir un comentario

logo whatsapp