Si alguna vez has tenido problemas financieros, es posible que hayas oído hablar de la exoneración de deudas, la suspensión de pagos e incluso Ley de Segunda Oportunidad. Aunque estas opciones están diseñadas para ayudar a las personas que tienen dificultades para pagar sus deudas, no son iguales y existen diferencias importantes entre ambas que debes conocer si estás considerando acogerte a alguna.

¿Qué es la exoneración de deudas?

La exoneración de deudas, también conocida como «Ley de Segunda Oportunidad», es una medida que busca ayudar a personas que han contraído deudas, a liberarse de las cargas, llegando a un acuerdo con el acreedor para que este también pueda recuperar parte de su inversión. Para poder acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad, debes demostrar que has intentado negociar con la otra parte previamente, así como probar que no se poseen los bienes suficientes para hacer frente a la deuda, entre otros requisitos.

¿Qué es la suspensión de pagos?

La suspensión de pagos se trata de un recurso legal tanto para empresas como particulares, donde se busca un acuerdo para poder replantear o reestructurar la deuda contraída, de tal forma que esta se pueda saldar en el futuro. Al igual que ocurre con la exoneración de pagos de la Ley de Segunda Oportunidad, es necesario cumplir ciertos requisitos, como demostrar que las deudas no se pueden pagar, aunque estos requisitorios varían en función de si eres una empresa o particular, siendo para este último, similares a los de la Segunda Oportunidad. A diferencia de la exoneración de deudas, la suspensión de pagos no cancela la deuda por completo, sino que la “aplaza” para poder pagarla en otro momento.

¿Cuál es la mejor opción? ¿La exoneración o la suspensión de pagos?

A la hora de tomar una decisión sobre si acogernos a la exoneración de deudas o a la suspensión de pagos, es importante tener en cuenta que es lo que queremos conseguir y como es nuestra situación financiera.

Por ejemplo, si nuestros problemas económicos son graves y crees que no vas a poder hacer frente a la deuda en su total, la Ley de Segunda Oportunidad es la opción más factible para ti, porque una vez solventado el proceso, podrás empezar de cero.

Si por el contrario, piensas que podrás hacer frente al pago de la deuda en el futuro, pero necesitas más tiempo, o una reestructuración de los pagos, la suspensión de pagos en la mejor opción.

No es una decisión fácil, lo sabemos, por eso si necesitas ayuda para tomar esta decisión, puedes recurrir a nosotros como abogados especialistas en la Ley de Segunda oportunidad.

Para concluir las diferencias entre exoneración de deudas y suspensión de pagos

Son dos opciones diferentes a valorar cuando la situación fiscal y las deudas necesitan una vuelta. La exoneración de deudas está pensada para permitir a una persona librarse de la deuda, no del total, pero si de una parte y poder empezar de nuevo, mientras que la suspensión de pagos es una especie de tiempo extra y reorganización de como se va a pagar. Ambas tienen el mismo objetivo, permitir que la persona que ha contraído la deuda no termine perdiendo todo por esta, sino que pueda hacerle frente en la medida de la posible, y con ello también fomenta que se establezca un acuerdo con el acreedor, para que este tampoco pierda el total de lo que corresponde a la deuda. Recuerda que tomar una decisión y escoger entre exoneración de deudas y la suspensión de pagos depende de tu situación financiera individual y de tus objetivos a largo plazo. En Manuel Tenorio Abogados podemos ayudarte, contacta con nosotros y explícanos tu caso.
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Nombre
Privacidad

CONTACTO

Plaza Constitución 10, Almendralejo (Badajoz)

Registrado en el Ministerio de Justicia

El Despacho de Abogados MANUEL TENORIO CUBERO está especializado en la prestación de servicios jurídicos a nivel nacional tanto a empresas como a particulares.

ENLACES DE INTERÉS

Aviso legal y política de privacidad

Política de cookies