Preconcurso acreedores

¿Qué es el preconcurso de acreedores?

En este nuevo post queremos explicarte que es un preconcurso de acreedores y en que consiste

El preconcurso de acreedores es una prórroga o periodo de gracia que la ley concede a las empresas que están a punto de entrar en un concurso de acreedores, para que de esta manera puedan tener una ultima oportunidad de reconducir su situación antes de la intervención judicial.

La Ley Concursal

La base legal se basa en el Articulo 5 de la Ley Concursal. En ella se explica que el deudor debe solicitar el concurso de acreedores en los 2 meses siguientes en el que hubiera conocido o debido conocer la situación de insolvencia. Dada la rigidez del plazo, y que es difícil de establecer exactamente la fecha de la insolvencia, en el Articulo 5 Bis, se establece la posibilidad de que una empresa que se encuentren en situación de insolvencia, pueda disponer de un último plazo para poder negociar con los acreedores y poder alcanzar de esta manera un nuevo acuerdo de financiación

¿Cuánto puede durar el preconcurso de acreedores?

La duración en la práctica es de unos 4 meses, ya que la ley concede 3 meses a la empresa para poder lograr un nuevo acuerdo con los acreedores, y una vez finalizado este periodo, la empresa en situación de insolvencia tiene de plazo un mes más para presentar al juzgado la declaración del concurso de acreedores.

Cabe destacar, que durante este periodo, la justicia no interviene en el proceso practicamente nada, solo es necesario dejar constancia de la comunicación del preoconcurso realizada por el deudor.

Pero es importante reseñar, es que la justicia bloquea posibles solicitud de declaración de concurso necesario por parte de los acreedores, , ya que la declaración del preconcurso, suspende precisamente la obligación de presentar un concurso de acreedores por parte de la empresa que se enfrente a la insolvencia.

Cómo ya hemos dicho, esta prorroga permite a los administradores de la empresa intentar llegar a acuerdos preconcursales con los acreedores, incluso llegar a una propuesta anticipada de convenio y agilizar de esta manera el procedimiento concursal si este se llegara a producir. Cabe destacar también que a diferencia de la declaración del concurso de acreedores, puede no hacerse publica, ya que si se solicita formalmente que se otorgue el carácter de reservada a la comunicación del preconcurso, la imagen y reputación de la empresa estarán intactas de cara al exterior.

Durante este periodo de tiene la empresa puede mantener sus órganos de administración y dirección ejerciendo con plena facultades sin que intervenga el administrador concursal que tomara el mando de la compañía una vez se solicite el concurso de acreedores.

Por ultimo destacar también que esta comunicación del preconcurso, no impide que los acreedores puedan iniciar individualmente sus reclamaciones para poder situarse en la cebza de los que van acceder a los bienes de la sociedad.

La idea principal del preconcurso como venimos explicando, en definitiva, es dar una ultima oportunidad a una empresa deudora, de llegar a un acuerdo con sus acreedores antes de llegar al concurso de acreedores.

Para asesorarte en todo el proceso, no dudéis en contactar con abogados especialistas como los que podéis encontrar en nuestro despacho. No dudes en consultarnos.

Sin comentarios

Añadir un comentario