Prescripcion deudas hacienda y bancos

Descubre cuándo prescriben las deudas con Hacienda y en bancos

Cuando alguien contrae una deuda es usual que se pregunte cuánto tardará en prescribir. En este artículo, resolvemos tus dudas sobre la prescripción de las deudas.

Te recomendamos el siguiente artículo: Como reclamar gastos hipotecarios

¿Por qué importa saber cuándo prescribe una deuda?

Saber cuándo prescribe una deuda es importante porque te permite relajarte. Sobre todo, cuando entiendes el significado de la prescripción: que ya no te pueden reclamar ese dinero, aunque no lo hayas pagado.

¿Qué pasa si tienes una deuda con Hacienda y no has recibido un requerimiento? ¿Cuánto tiempo debe pasar para que puedas estar tranquilo por el impago de la tarjeta de crédito? Y, ¿qué condiciones se deben dar para que prescriba una deuda?

¿Qué tiene que pasar para que una deuda prescriba?

Para que una deuda pueda prescribir, deben darse dos supuestos:

  1. Que quien debe el dinero no haya aceptado la deuda pendiente de pago.
  2. Que el acreedor no haya reclamado ni judicial ni extrajudicialmente el pago al deudor.

Esto significa que si el acreedor te reclama una deuda, se paraliza el plazo de prescripción. Así que el tiempo para que realmente prescriba puede ser mucho más largo.

¿Cuándo prescriben?

Si se dan los dos supuestos que hemos visto, el tiempo que tarda en prescribir una deuda es el que veremos a continuación en cada caso.

Una deuda por tarjeta de crédito

Estas prescriben en un plazo de 5 años. Sin embargo, no es frecuente que la entidad bancaria se olvide de reclamar el pago en ese tiempo. Por tanto, será complicado que prescriba.

Una deuda hipotecaria

Si tienes una deuda hipotecaria y quieres esperar a que prescriba, tendrás que sentarte durante 20 años desde su vencimiento. Pero no es normal que una hipoteca llegue al punto de prescribir. Lo común es que la entidad embargue la casa y la subaste para cobrar.

Una deuda con Hacienda o con la Seguridad Social

Si has contraído una deuda con Hacienda o con la Seguridad Social, sea cual sea el motivo por el que haya ocurrido, la deuda prescribirá a los 4 años.

Este caso es más frecuente, pero eso no significa que debas esperar con los dedos cruzados a que a Hacienda o a la Seguridad Social se le olvide reclamar la deuda. Es común que en el plazo de esos 4 años, recibas un requerimiento para exigir el pago del importe.

¿Y el resto, cuándo prescriben?

Las deudas con los bancos y con Hacienda no son las únicas que pueden prescribir.

Si has celebrado un contrato personal con alguien y no te lo reclama, ese contrato personal prescribirá a los 5 años de haber sido firmado.

En el caso de los impuestos municipales, estas tasas vencen a los 4 años. Los más frecuentes son el Impuesto de Circulación y el IBI. Sin embargo, igual que ocurre con los bancos y Hacienda, es muy frecuente que los ayuntamientos se den cuenta de que les deben dinero y lo reclamen con celeridad.

Por último, el impago del alquiler de una vivienda puede reclamarse hasta 5 años después desde la fecha en que dejaste de pagar. A partir de ese momento, no será reclamable.

¿Es conveniente esperar a que prescriba una deuda?

Nuestra recomendación es que pagues tus deudas desde que sepas que las has contraído. De ese modo, evitarás disgustos o perder el sueño temiendo una posible notificación del banco o de Hacienda.

Esperar a que prescriban puede ser muy arriesgado y, como hemos visto, es prácticamente imposible llegar hasta ese punto.

Si tienes deudas a las que no puedes hacer frente, puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad. En nuestro despacho de abogados, Manuel Tenorio Abogados estamos especializados en derecho mercantil y te podemos ayudar. ¡Contacta con nosotros para asesorarte al respecto!

Sin comentarios

Añadir un comentario

logo whatsapp