Abogado concurso de acreedores

Abogado concurso de acreedores, todo lo que debes saber

En tiempos de crisis, es frecuente que algunas empresas busquen un abogado especializado en concurso de acreedores. También, existe el error de pensar que este acto supone la antesala del cierre inexorable de la sociedad y no tiene por qué ser así. A veces, incluso, es su salvación y nos proporciona una enorme tranquilidad. Analicemos esta figura.

¿Qué es el concurso de acreedores?

Es un procedimiento judicial para personas físicas y jurídicas cuando se encuentran en situación de insolvencia y no pueden hacer frente a sus deudas. La ley contempla dos tipos de insolvencia. Por un lado, la de facto porque ya se ha producido la imposibilidad de pagar. Y por el otro, la inminente, que hace referencia a una previsión del deudor para que esa imposibilidad se manifieste en el futuro próximo.

Ante una situación de insolvencia, en España es obligatoria la solicitud del concurso de acreedores. Podemos solicitarla nosotros, como empresarios o como particulares, o nuestros deudores. Si la presentamos nosotros, estamos ante un concurso voluntario y si la presentan nuestros acreedores, es un concurso necesario. Este suele ser menos beneficioso para el deudor porque puede suponer que sea declarado culpable. Además, conlleva la suspensión de la capacidad de administración y disposición de nuestros bienes.

Se inicia mediante demanda presentada ante el juzgado de lo mercantil de la localidad donde esté domiciliada la empresa. Además, debe acompañarse de documentación de peso que acredite nuestra situación económica y financiera. Por tanto, es obligatoria la concurrencia de un abogado.

¿Cómo ayuda un abogado ante un concurso voluntario?

Puede hacerlo de muchísimas formas. No solo es importante a la hora de recopilar la documentación que tenemos que presentar ante el juzgado, sino también cuando haya que negociar en algunas fases del procedimiento. Así, puede alcanzar un acuerdo con los acreedores.

Generalmente, existen dos figuras para este tipo de pactos: una quita de la deuda y el aplazamiento. No son acuerdos fáciles de alcanzar, pero si hay buena voluntad, sortearemos tener que liquidar la empresa, si es el caso.

Por otro lado, si el juez aprecia nuestra buena voluntad, se le puede pedir paralizar la ejecución de las garantías reales con el fin de que sigamos con la actividad y se suspenderá el devengo de intereses. Son, como podemos ver, ciertos beneficios que pueden ayudarnos a solventar la mala situación sin necesidad de cerrar.

En definitiva, si preparamos adecuadamente la documentación, revisamos los supuestos económicos y solicitamos la declaración en tiempo y forma, podemos salvar la empresa. Además, también será muy poco probable que nuestro patrimonio personal y familiar se vean afectados, en caso de que la empresa evoluciona de manera negativa.

Manuel Tenorio Abogados, especialistas en concursos de acreedores

En Manuel Tenorio Abogados contamos con un equipo de abogados y economistas especializados en derecho mercantil. Además, gracias a nuestra red de acuerdos, podemos asesorar jurídicamente a nuestros clientes independientemente de donde residan.

Si se nos facilita la documentación, podemos analizar la situación económica y determinar las diferentes soluciones a la situación. Un concurso de acreedores, en un momento determinado, posee sus ventajas y siempre intentamos que sea lo más ventajoso posible para nuestros clientes.

Si eres una persona física en situación de insolvencia, la solicitud del concurso de acreedores es imprescindible para que puedas acogerte a la ley de segunda oportunidad. Así, conseguirás la remisión total o parcial de todas tus deudas y podrás comenzar de nuevo.

En definitiva, esta figura te puede ayudar a salvar una mala situación económica y financiera. Pero, sobre todo, te permite eliminar el estrés y ganar tranquilidad, facilitando soluciones. Si buscas un abogado especializado, tenemos uno para ti. ¡Visítanos!

Sin comentarios

Añadir un comentario