Ley segunda oportunidad de particulares

La Ley de Segunda Oportunidad para particulares, también conocido como mecanismo de segunda oportunidad, es un procedimiento legal al que se pueden acoger igualmente los autónomos. Este recurso nos ofrece, tanto a unos como a otros, la ocasión de negociar nuevamente sus deudas o incluso llegar a eliminarlas de forma total o parcial.

SOLICITA TU PRESUPUESTO

 Completa el formulario para recibir más información

Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

¿Tienes deudas y buscas abogados de ley de segunda oportunidad en Madrid? Hoy en día existe un mecanismo legal de segunda oportunidad que permite a aquellas personas que se encuentren en una mala situación económica y financiera poder hacer frente a sus deudas de una forma que garantice la conformidad de todas partes implicadas.

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad?

Te informamos; la ​Ley de la Segunda Oportunidad es un proceso que se encuentra dentro del ámbito del Derecho dministrativo por el cual se le permite a una persona física o jurídica cancelar sus deudas. Para acogerse a este beneficio, la persona debe cumplir una serie de requisitos que vienen recogidos en la propia ley.

Esta normativa permite a personas vulnerables, como autónomos en situación precaria o particulares con pocos ingresos, obtener una herramienta que les ayude a cumplir con sus deudas. Los acreedores son parte fundamental en cualquier negocio o contrato, por lo que te revelamos que es importante contar con un buen asesoramiento de abogados especialistas.

Este sistema de cancelación de deudas viene explicado en la Ley 25/2015 de mecanismo de segunda oportunidad y reducción de carga financiera. Su origen se sitúa en Estados Unidos y su implantación en nuestro país ha sido relativamente reciente, por lo que no son muchas las personas conocedoras de esta norma.

El nacimiento de esta ley se inspira en intentar asegurar el cobro de los acreedores y, al mismo tiempo, influir en el deudor, asegurándole una mínima protección en sus pagos. De esta forma, la ley asegura el cumplimiento de una función social y económica.

¿En qué te puede ayudar un abogado?

Te recomendamos que cuentes con un abogado especialista en la Ley 25/2015, si te encuentras en un procedimiento de concurso de acreedores u otro que implique algún tipo de derecho de cobro urgente. Es crucial. Con el asesoramiento de abogados de ley de segunda oportunidad en Madrid tendrás la tranquilidad de que podrás salir a flote.

Cumplir con los requerimientos de la ley no es tarea fácil, ya que implica disponer de conocimientos técnicos en materia financiera y administrativa. Gracias a la existencia de abogados especializados en normas administrativas podrás cumplir fielmente con los criterios y asegurar el pago a tus acreedores.

Abogados Ley Segunda Oportunidad

DÉJANOS UN MENSAJE Y ATENDEREMOS TU SOLICITUD

¿Por qué debes confiar en nuestro despacho?

En el Despacho de Abogados MANUEL TENORIO CUBERO estamos especializados en ofrecer un servicio jurídico de primer nivel en ámbito nacional a personas físicas o jurídicas. Somos líderes en el estudio y aplicación de las normas jurídicas y aseguramos la satisfacción de todos nuestros clientes. Nuestro objetivo es que todos nuestros procedimientos judiciales cumplan con las máximas garantías.

Si necesitas más información sobre los servicios de los abogados de ley de segunda oportunidad en Madrid, no dudes en contactar con nosotros. Te esperamos.

Cuando un autónomo o un particular no pueden hacer frente al pago de una deuda, con La Ley de Segunda Oportunidad se abre una vía que posibilita el modo de afrontar una situación económica deficiente. Esta ley, además, no descuida en ningún momento los derechos adquiridos por los acreedores para poder cobrar.

Se puede decir que, con este modelo de ley, se cumple una función social y se aumenta la efectividad en el cobro. Está regulada mediante la Ley 25/2015, del 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, y entró en vigor el 30 de julio del año 2015. Su objetivo principal se basa en la reducción de las cargas financieras y otras medidas paralelas de ámbito social.

Ley de segunda oportunidad para particulares

Desde el año 2015, la Ley de Segunda Oportunidad otorga la posibilidad a una persona física que se encuentre en una situación económica difícil de que pueda liberarse de sus deudas. Hasta entonces, la legislación estaba encarada específicamente para empresas, pero no para un particular.

Si un particular desea empezar de cero utilizando el mecanismo de la segunda oportunidad, ha de cumplir con unos requisitos determinados que logren demostrar que es un deudor de buena fe.

¿Qué significa actuar de buena fe?

La actuación de buena fe es la conducta que determinará si el deudor puede acogerse a la Ley de segunda oportunidad. Para constatarlo se requieren las siguientes condiciones.

  • En primer lugar, tenemos que demostrar la intención de haber acordado extrajudicialmente el pago de las deudas a los acreedores.
  • No contar con antecedentes penales derivados de delitos socioeconómicos, en contra del patrimonio, la falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social, o contra los derechos de los trabajadores.
  • Durante los últimos cuatro años, no haber rechazado ofertas de empleo convenientes.
  • Haber intentado solventar las deudas mediante soluciones propias.
  • Una vez demostrados y cumplidos estos requisitos, el particular tendrá derecho a renegociar su deuda.

Ley segunda oportunidad para autónomos

La Ley de Segunda Oportunidad permite a un pequeño empresario o autónomo redimirse de sus deudas, o de una parte de ellas, tras haber sufrido un descalabro económico.

La finalidad de esta legislación es ayudar a los autónomos a comenzar desde cero, sin la necesidad de que sus deudas resulten un lastre que les impida hacerlo. Dicho esto, debe quedar bien claro que los derechos del acreedor también son protegidos por esta ley.

Mientras que el concurso de acreedores estaba destinado principalmente a personas jurídicas, la Ley de Segunda Oportunidad permite que las personas físicas (tanto particulares como autónomos) puedan cancelar sus deudas frente a los acreedores.

Requisitos de la ley de segunda oportunidad para los autónomos

Para poder acogerse al procedimiento, se han de cumplir una serie de requisitos:

  • No haber cometido delitos de carácter económico en la última década .
  • No haber sido el causante del empeoramiento de la insolvencia.
  • En los últimos 5 años, no debe haber hecho uso, o recurrido, al mecanismo de segunda oportunidad.

Si todos estos puntos se viesen cumplidos, acto seguido, el autónomo debe proceder a renegociar sus deudas de forma extrajudicial.

Si dicha renegociación no llegase a buen puerto, es solicitable el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI). Un mecanismo que permitirá la cancelación de la deuda que resulte impagable al no poseer el patrimonio suficiente. La condonación podrá ser parcial o completa. Para llegar a este punto será necesario acreditar haber sido un deudor que actuaba de buena fe.

¿Cuáles son las deudas que puede cancelar un autónomo?

El autónomo podrá cancelar todas aquellas deudas que no sean de carácter público, a excepción de unas circunstancias muy determinadas

Tampoco serán cancelables los adeudos que provengan de la obligación al pago de pensiones alimenticias.

En aquellas deudas contraídas con Hacienda y la Seguridad Social respectivamente, existe un debate jurídico. Aunque son muy numerosos los juzgados que están aceptando con normalidad una cancelación parcial. Si bien es verdad que, con estas administraciones, cabe la posibilidad de solicitar un aplazamiento o el fraccionamiento de ciertos adeudos.

Para lo que sí existe viabilidad es para que podamos negociar abiertamente una deuda privada con el banco, con un arrendador de un local, de nuestro negocio, con un proveedor de existencias, o con un colaborador, por poner algunos ejemplos.

Descubre

Nuestros servicios

Derecho Laboral

Ver más

Derecho Mercantil

Ver más

Derecho Empresarial

Ver más

Derecho Bancario

Ver más

Modelo de solicitud ley de segunda oportunidad

En el modelo de solicitud de Ley de Segunda Oportunidad es necesario recopilar cierta información, independientemente de las particularidades de cada caso:

  • Identificación y situación particular, familiar, personal, laboral y profesional. En caso de que exista matrimonio, será declarado el régimen económico matrimonial pertinente, además de todos los bienes pertenecientes a ambas partes.
  • Las parejas de hecho deben identificar a la otra parte y señalar los vínculos existentes entre ambos en el ámbito económico. Es muy importante reseñar también la existencia de hijos en la relación, y si la responsabilidad de su manutención también corre a cargo del deudor. De la misma manera, se declararán aquellos familiares que estén a su cuidado.
  • Cumplir y declarar los requisitos señalados en el artículo 231 de la Ley 22/2003, Concursal.
  • Advertir si figura un estado de insolvencia y si este es actual, además, se mostrarán los motivos que llevaron a esta situación.
  • Conocer el importe exacto de la deuda en su totalidad, junto con los bienes y los derechos del patrimonio.
  • Recopilar la documentación relacionada y clasificada de todos aquellos bienes y derechos que figuren a nombre del deudor. Incluyendo los ingresos previstos, el capital mobiliario (participaciones, acciones, seguros, préstamos, cuentas bancarias activas e importes depositados) y todas las pertenencias inmobiliarias con el debido certificado de dominio y las cargas existentes en las mismas.
  • Se adjuntará un listado de acreedores, añadiendo la posición ocupada por cada uno en la cantidad total de la deuda. Incluyendo la identificación, el canal de contacto, el importe exacto de la cantidad que se le adeuda, las fechas de vencimiento y las amortizaciones realizadas. Será necesario incluir en este apartado toda cantidad crediticia sometida a las garantías reales, los contratos con vigencia, los gastos previstos y el número de empleados pertenecientes a la entidad.

Una vez adquirida toda la información, se podrá comenzar con el proceso, iniciándose por el periodo que lleva al acuerdo extrajudicial de los pagos. Aquí, tanto deudor como acreedor, a través de un mediador concursal, tratarán de renegociar unas condiciones nuevas para el pago, con el objetivo final de llegar a un acuerdo aceptable por ambas partes.

¿Dónde presentamos el modelo de solicitud de Ley de Segunda Oportunidad?

Siendo particular, será necesario que acudamos a un notario local para que se encargue de gestionar los trámites pertinentes.

Por el contrario, si somos autónomos o pequeña empresa, nos podremos dirigir al registro mercantil de la localidad, a la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de la provincia, o a la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España.

Razones para acogerse a la Ley de segunda oportunidad

Los factores por los que la economía puede cambiar radicalmente son múltiples. Las guerras, las decisiones políticas, los acuerdos territoriales y otros motivos de mayor o menor envergadura, pueden afectar a nuestra situación financiera de la noche a la mañana.

Cuando estas cosas ocurren, son muchas las personas que ven como un negocio exitoso se va a pique de un día para otro. Incluso puede influir el hecho de estar comenzando a salir a flote y tener un respaldo escaso para situaciones de emergencia, algo que nos puede impedir remontar en un momento dado.

Los préstamos personales de elevado coste crediticio, la renegociación de la hipoteca y otra serie de medidas para sacar una mala situación económica a flote, pueden ser decisiones erróneas en un momento dado, llevando a la ruina un hogar o un negocio. La Ley de segunda oportunidad ofrece un salvavidas financiero para aquellas personas que son incapaces de reflotar una situación de quiebra o un estado de insolvencia total debido a sus deudas.

Por esta razón, es la mejor baza posible para autónomos, pequeñas empresas o particulares, de volver a una situación holgada y sin presiones, totalmente liberados de deudas. Una forma eficiente de desaparecer de las agobiantes listas de morosidad y abrirle la puerta a la creación e nuevos proyectos que permitan iniciar un modelo de vida económicamente saludable y totalmente liberados.

Acogerte a la Ley de segunda oportunidad

¿Alguien se ha planteado alguna vez acogerte al mecanismo de Segunda Oportunidad y no conoce lo que necesita aportar para poder hacerlo?

En nuestro despacho contamos con un magnífico equipo de profesionales altamente cualificados para lograr acuerdos extrajudiciales. También asesorarán para que uno pueda acogerse a la Ley.

Cada día más gente consigue un acuerdo para condonar total o parcialmente sus deudas sin necesidad de someterse a un proceso judicial. No lo dudes más, contacta con nosotros.

LLÁMANOS AHORA PARA MAYOR INFORMACIÓN

ESTAREMOS ENCANTADOS DE ATENDERTE

LLAMA YA